EL GRAN DILEMA SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN NUESTRO PAÍS

Estándar

Cuatro mujeres han sido asesinadas en España esta semana, presumiblemente, por los hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja. Estos crímenes aumentarían a 17 el balance de víctimas mortales por violencia machista en lo que va de año, lo que sitúa las estadísticas en niveles alarmantes, han sido 4 más que en el primer trimestre de marzo del 2013.

El forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, explica que “no es descartable en absoluto” que en la acumulación de asesinatos de los últimos días haya mediado lo que llama “efecto precipitación” y por el que un hombre que tiene idea de asesinar a una mujer se decide a hacerlo al verse reflejado en crímenes como el que planea cometer.

En el año 2011, el Ministerio de Igualdad presentó un estudio elaborado por el catedrático de Bioestadística de la Universidad de Granada, Juan de Dios Luna del Castillo, del que se desprendía que el riesgo de que un hombre mate a su pareja o ex pareja es un 67% más alto al día siguiente de un primer asesinato y hasta un 30% más elevado cuando se han cumplido diez días del primer crimen.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, ha estimado que la violencia machista “está volviendo a matar porque sabe que puede hacerlo” tras asegurar que han desaparecido recursos que antes estaban disponibles para las víctimas.

En el informe ¿Qué justicia especializada? , redactado en Noviembre de 2012, la organización Amnistía Internacional, denuncia los obstáculos que siguen encontrándose las mujeres víctimas de la violencia de género, siete años después de la puesta en marcha de la Ley Integral, especialmente en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, que son los órganos especializados y con competencia para conocer e instruir los procesos penales sobre delitos relacionados con la violencia de género.

Algunos datos alarmantes de este informe son:

  • En 2011, se archivó de media en el conjunto del Estado más del 45% de las denuncias por violencia de género. Incluso, en algunas comunidades autónomas, el porcentaje de sobreseimientos dictados por los JVM alcanzó cifras superiores al 50% (el 59%, en Asturias o el 56,6%, en  Navarra, como ejemplo).
  • Descenso en la concesión de órdenes de protección solicitadas por las mujeres, siendo el 2011 el año con el porcentaje de concesión más bajo desde que se recoge este dato.
  • Descenso del porcentaje de sentencias condenatorias
  • En el caso de los juzgados de lo penal, órganos sobre los que recae el peso sustancial del enjuiciamiento en violencia de género, el porcentaje de sentencias condenatorias ha ido descendiendo hasta situarse en el 50% en 2011, diez puntos por debajo del porcentaje registrado en 2006. Según informaciones, la mayoría de las sentencias absolutorias se dictan por falta de pruebas.
  • El crecimiento de las denuncias entre 2007-2011 se sitúa en torno al 6%.
  • El 36,8% de las solicitudes de orden de protección formuladas por las mujeres en el año 2011 fueron rechazadas por los juzgados.

Algunas de las preocupaciones que existen son, que a pesar de que la Ley Integral establece el derecho de las víctimas de violencia de género a disponer de información sobre sus derechos, la organización sigue documentando casos de mujeres sin acceso efectivo a este derecho elemental que debe ser asegurado de partida. Preocupa que este obstáculo sea aún  mayor para aquellas mujeres con un menor conocimiento del idioma y/o de sus derechos y del funcionamiento del sistema penal.  Amnistía Internacional recuerda la importancia de asegurar intérpretes de calidad, tanto en las comisarías como en los juzgados.

Las deficiencias en la investigación de oficio se incrementan cuando la violencia no es física, ni reciente, ni documentada con un parte de lesiones. Amnistía Internacional ha podido constatar que en casos de violencia psicológica y/o sexual o de violencia habitual, sin lesiones físicas recientes, existen aún mayores dificultades para que las denuncias de las víctimas prosperen. Pese a que la violencia hacia las mujeres por parte de su pareja o ex-pareja consiste con enorme frecuencia  en una violencia habitual, los juzgados generalmente toman en consideración el último episodio (una agresión puntual, una amenaza aislada), el más visible y el que no requiere apenas investigación.

Otros aspectos importantes sobre este tema están detallados en el informe mencionado, un documento que merece la pena leer detenidamente.

A continuación se muestra un vídeo donde una mujer relata su experiencia con la justicia. Todas sus denuncias por malos tratos se han archivado. Ella será juzgada por herir el honor de su agresor.

Esther Flaj Prados

Anuncios

“NI PUTAS NI SUMISAS”

Estándar

Fadela Amara es la presidenta de “Ni putas ni sumisas”, un movimiento feminista que surgió en Francia en el año 2003, como protesta de la desigualdad entre hombres y mujeres y la violencia de género que se vivía en las barriadas francesas.

El movimiento surgió por la muerte de una joven argelina de dieciocho años, Sohane Benziane. En el año 2002 la joven fue quemada viva por un vecino en un sótano de Cité Balzac (Francia), precisamente por ser insumisa y no seguir las normas de la barriada. Aún así la situación de las mujeres en Francia empeoró gradualmente, en el año 2000, morían seis mujeres cada mes por violencia física. En el año 2006, la cifra aumentó a 7,5.

Fadela Amara procede de una familia argelina instalada en una barriada obrera del distrito de Clermont-Ferrand (Francia). La mayor parte de sus vecinos eran musulmanes, inmigrantes procedentes de Magreb. Comenzó a militar cuando sólo tenía catorce años, al ver morir a su hermano atropellado por un hombre que conducía borracho y que nunca fue juzgado. Su familia recibió un trato racista por parte de unos policías en el momento de la muerte de su hermano, y por eso se comprometió a luchar por todas las causas injustas.

Con diecisiete años organizó con unas amigas una “marcha cívica” para apuntar a los jóvenes del barrio en las listas electorales de Clermont-Ferrand. En 1983 participó en una manifestación de Beurs (franceses de origen magrebí) y en 1986, en varias actividades de la “SOS Racismo”. En el año 2000, fue nombrada presidenta de la Federación Nacional de Maisons de potes” (“las casas de los amigos”), una organización que lucha contra el racismo y por los derechos de jóvenes en barrios difíciles. Y por último, organizó el movimiento “Ni putas ni sumisas” con el objetivo de denunciar todas las formas de violencia y discriminación hacia las mujeres, especialmente de las de zonas marginales.

Actualmente, “Ni putas ni sumisas”  cuenta con una sede central en París y comités en sesenta ciudades francesas. El movimiento se financia con donaciones privadas, tanto de fundaciones como de ciudadanos, y tiene gran reconocimiento en toda Europa, sobre todo en España, Suecia, Italia, Suiza, Bélgica y Holanda.

Patricia Gómez Torres

MI CUERPO, MIS DERECHOS.

Estándar

Para empezar,  ¿qué es Amnistía Internacional?

Se trata de un movimiento global que trabaja en defensa de los derechos humanos a través de la investigación y del activismo. Está presente en 150 países y se mantiene al margen de todo gobierno, ideología, interés económico o credo religioso. Ni apoya ni se opone a ningún gobierno, sistema político, ni a las opiniones de las víctimas que intenta proteger. Su único interés es la protección imparcial de los Derechos Humanos.

MI CUERPO MIS DERECHOS, es el lema de la campaña en la que trabaja Amnistía actualmente, y la base del programa de su Encuentro de Jóvenes en Madrid el pasado fin de semana.

Esta campaña está dirigida a poner fin al control y la criminalización de la sexualidad y la reproducción por parte de los gobiernos y otros agentes. Puesto que en teoría todos tenemos derecho a tomar decisiones sobre nuestra salud, nuestro cuerpo y nuestra vida reproductiva sin miedo a sufrir coacción, violencia o discriminación, pero la realidad es otra.  En los próximos dos años, exigirán a los gobiernos que pongan fin al uso ilegítimo de la legislación penal para controlar tanto la sexualidad como la reproducción.

Esta campaña abarca cinco regiones en las que los Estados impiden, en este sentido, la autonomía personal, particularmente en mujeres, niñas y grupos expuestos a la discriminación, por sexualidad o etnia, por ejemplo.

  • En Nepal, – debido a los trabajos forzosos, ser madres muy jóvenes o tener muchos hijos- el prolapso uterino afecta a 600.000 mujeres aproximadamente.
  • En El Salvador la violencia de género es una práctica generalizada y el aborto es ilegal en todas las circunstancias.
  • En Burkina Faso  el sexo es un tabú. La mayoría de las mujeres no pueden acceder a medios anticonceptivos, ya sea por la falta de información, el precio o por el rechazo de sus esposos.
  • En la zona de El Magreb la legislación hace más hincapié en la moral que en la integridad de la víctima, lo que da lugar a leyes como la que permite a un violador casarse con su víctima.
  • En Irlanda el aborto es ilegal en todas las circunstancias, salvo si existe un riesgo real para la “vida de la mujer”; para la vida, no para la salud.

Sin título2

Como he dicho, este fin de semana ha sido el Encuentro de Jóvenes, en el que en torno a esta campaña casi 70 jóvenes de toda España han realizado dinámicas entre ellos y han salido a la calle con el fin de informar a la población y hacer una recogida de firmas, el arma principal de Amnistía.

En el encuentro los jóvenes, han hablado de las cinco acciones prioritarias del año de Amnistía,  han compartido experiencias, han ido psicólogos para hacer sesiones sobre el machismo y el patriarcado, acudió también la asociación de chicas musulmanas ACHIME para informar de su labor…

Aquí os dejo un vídeo que resume este encuentro, una foto del lema ganador en una de las dinámicas de estos días y  la página web de Amnistía dónde os invito a que firméis.

1901694_821615534530663_1119739480_n

 

Sara García Contreras

ORIGEN DEL 8 DE MARZO ( DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA)

Estándar

¿Cuál es el origen del 8 de Marzo?

Este día se celebra el Día de la Mujer, en el que debemos reivindicar derechos públicamente con más fuerza que nunca.

Los movimientos de los derechos de las mujeres no surgieron en los siglos XX o en el XIX como muchas pensábamos, sino que existen antecedentes documentados ya registrados. Sin embargo, hasta el siglo XX no se han logrado los mayores logros, siempre con el sacrificio y la lucha de numerosas mujeres.

Cabe destacar que antes de que se instaurara el 8 de Marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora  ya se habían celebrado otros eventos similares como el Women’s Day que se celebró en Estados Unidos el 28 de febrero de 1909 y que continuó teniendo lugar hasta 1913, aunque esta celebración era de carácter nacional.

El primer Día Internacional de la Mujer tuvo lugar el 19 de marzo de 1911 en varios países de Europa, y  en ese primer encuentro participaron más de un millón de mujeres ansiosas por hacer saber al mundo sus reivindicaciones:

  • El derecho a voto
  • El derecho a la ocupación de cargos públicos
  • El derecho a la formación profesional
  • El derecho al trabajo y a la no discriminación por el mero hecho de ser mujer

Hay diferentes versiones acerca del Día de la Mujer, pero cuando recurrimos a investigaciones aparece que fue por primera vez en Copenhague , en 1910, en la celebración de la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, donde se aprobó por unanimidad el establecimiento del Día Internacional de la Mujer Trabajadora como método de lucha por la causa de la mujer. Esto fue gracias e la propuesta hecha por una mujer socialista y alemana, Clara Zetkin.

Tras este éxito del primer encuentro más países fueron sumándose. Rusia lo hizo en 1913, y en el resto de Europa se llevaron a cabo mítines de apoyo a la mujer y en contra de la guerra (Primera Guerra Mundial), en 1914 en fechas cercanas al 8 de marzo.

Fue el 8 de marzo de 1917 en Rusia donde, como consecuencia de la escasez de alimentos, las mujeres se amotinaron. Este importante acontecimiento marcó el comienzo de la Revolución Rusa, que derivó en la caída del Zar y en el establecimiento de un gobierno provisional que por primera vez concedió a la mujer el Derecho a voto. Por la relevancia de este suceso, y sobre todo porque fueron las mujeres quienes lo llevaron a cabo parece ser que se situó definitivamente en el día 8 de marzo del calendario gregoriano el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En 1920 en Estados Unidos se logra la aprobación de la Decimonovena Enmienda de la Constitución Estadounidense por la que se otorga a las mujeres el derecho al sufragio en este país.

Otro hecho importante es la adhesión a la defensa de la mujer y de sus derechos,  desde que en 1945 se firmó en San Francisco una carta que constituye el primer acuerdo internacional que defiende la igualdad de ambos sexos como derecho fundamental e indiscutible.

La situación de la mujer ha evolucionado de manera vertiginosa desde que un millón de mujeres se reunieran el 19 de marzo de 1911 para reivindicar públicamente lo que les correspondía, pero no debemos olvidar que un siglo después hay objetivos que no se han logrado, como la no discriminación de la mujer en el trabajo. Debemos no ser conformistas y recordar que esta es nuestra causa, y que ningún organismo oficial va a defender con más garra que nosotras mismas.

 

Imagen

Iluminada Delgado Leo

Matrimonios forzados

Estándar

El matrimonio forzoso o forzado es el término utilizado para explicar un matrimonio en el cual una de las dos partes se casa en contra de su voluntad o a la fuerza. No debe confundirse con el matrimonio concertado, en el que las dos partes consienten a sus padres o a una tercera persona la elección del esposo o esposa.

La práctica del matrimonio forzado estuvo muy extendida entre las clases altas europeas hasta el 1900 y todavía hoy se lleva a cabo en el sur de Asia, Oriente Medio y África. Inmigrantes de estas áreas geográficas siguen poniendo en práctica este tipo de matrimonios en sus comunidades establecidas en Europa occidental y América del Norte, a pesar de estar en contra de las leyes del matrimonio civil de estos países, donde se trabaja por el respeto de la voluntad de cada persona.

La mayoría de los contrayentes forzados son mujeres, muchas de las cuales son raptadas y obligadas a casarse con el secuestrador, aunque hay casos en los que las víctimas son varones a los que se les obliga a casarse para limpiar la honra de la familia de la mujer.

Las Naciones Unidas contempla el matrimonio forzoso como una forma de abuso de los Derechos Humanos, ya que viola los principios de libertad y autonomía del individuo. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en su artículo 16: “Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio”.

Además, los matrimonios forzados pueden contribuir a insertar a las personas, especialmente a las chicas, en un ciclo de pobreza y desprotección. La mayoría de estas mujeres están expuestas a la violencia, al abuso, y a las relaciones sexuales forzosas, lo que implica que las más jóvenes tienen más riesgos de ser dominadas por sus maridos. También pueden llegar a experimentar una vida sexual y reproductiva pobre. Las mujeres jóvenes obligadas a contraer matrimonio tienen más posibilidades de contraer VIH y su salud en general podría peligrar.
La mayoría de personas que contraen matrimonio de manera forzada tiene carencias educativas y terminan siendo analfabetas, y los más jóvenes suelen abandonar la escuela antes de contraer matrimonio.

Según datos de ACNUR, “en algunos países en vías de desarrollo, más de 70% de las niñas contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años, muchas de ellas forzadas”

Jorge Maldonado Estada

DERECHOS DEL NIÑO

Imagen

La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional que reconoce a los niños y niñas como agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos.

En 1959, Naciones Unidas aprobó una Declaración de los Derechos del Niño que incluía 10 principios, pero no era suficiente para proteger los derechos de la infancia porque legalmente no tenía carácter obligatorio. Por eso en 1978, el Gobierno de Polonia presentó a Naciones Unidas la versión provisional de una Convención sobre los Derechos de los Niños.

Tras diez años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONG, y otras instituciones, se logró aprobar el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de Noviembre de 1989, cuyo cumplimiento sería obligatorio para todos los países que la ratificasen.

La Convención se convirtió en Ley en 1990, después de ser firmada y aceptada por 20 países, entre ellos España.

Hoy, la CDN ya ha sido aceptada por todos los países del mundo, excepto dos: Somalia y Estados Unidos.

Estados Unidos a través del investigador Steven Groves,  de la Fundación Heritage, un centro de estudios conservador en el que él lidera un proyecto para “proteger y preservar la soberanía estadounidense, la gobernanza con autonomía y la independencia”, se opone a la Convención, y argumenta que los temas relacionados con los niños han recaído tradicionalmente sobre la familia, que tiene “autoridad plena” sobre la educación, la disciplina y la religión de los menores hasta que cumplen 18 años, siempre y cuando no estén abusando de ellos. Dice que la autoridad competente es local o estatal, e insiste en que el gobierno federal no debería involucrarse. Sigue diciendo que los encargados de la Convención ofrecen “instrucciones y recomendaciones a varios países para que eliminen el castigo corporal, para que los padres ni siquiera puedan disciplinar a sus hijos con una cachetada o para que los niños tengan una voz en su instrucción religiosa”.

Otros expertos afirman que están haciendo una “lectura errónea” de la Convención. El documento reitera la importancia de los padres y su rol en la educación de los niños, además como hay consistencias claras entre la ley estadounidense y la Convención, la implantación requeriría trabajo en pocas áreas. La no ratificación está generando problemas concretos para los menores en el país ya que la no participación de Estados Unidos “debilita la habilidad del gobierno de defender a los niños alrededor del mundo”. Se cree que el país terminará por aprobar la Convención, lo que no se sabe es cuando.

Somalia, actualmente carece de un gobierno reconocido.

Sus 54 artículos recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Su aplicación es obligación de los gobiernos, pero también tienen obligación de cumplirlos otros agentes como los padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y niñas

La Convención sobre los Derechos del Niño, aportó una nueva visión de los niños como sujetos de derechos, que antes no existía. Los derechos de la infancia se basan en cuatro principios fundamentales:

  • La no discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos.
  • El interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño.
  • El derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.
  • La participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta.

Aun cuando numerosos países poseen leyes que protegen a la infancia, muchos no las cumplen. Para los niños, y en especial para los grupos excluidos o minoritarios, esto significa a menudo vivir en situaciones de pobreza, sin hogar, sin protección jurídica, sin acceso a la educación, en situaciones de abandono, etc.

La Convención reconoce claramente el derecho de todos los niños y niñas (menores de 18 años) a un nivel de vida adecuado. Y es un tratado jurídicamente vinculante, o lo que es lo mismo de obligado cumplimiento.

A continuación esta foto ilustra algunos de los derechos de los niños.

mis-derechos

Esther Flaj Prados